Motivación Laboral

Entender que la motivación laboral es fundamental para mejorar la productividad de tu empresa es algo sencillo. Lo realmente complejo es aprender a potenciar esa motivación, con el objetivo de fomentar acciones de calidad por parte de tus empleados. En Melt Group queremos que aumenten tus beneficios desde los Recursos Humanos. Por ello, vamos a darte las claves que debes conocer acerca de este concepto.

La eficiencia de los trabajadores aumenta notablemente solo a consecuencia de su motivación para con el trabajo que desarrolla. Esto, obviamente, incrementa la productividad de la compañía que, al fin y al cabo, es lo que más deseas.

Motivar a los empleados de tu negocio es sencillo, siempre y cuando asumas acciones de calidad, que les hagan sentirse útiles y queridos. Una buena estrategia de motivación laboral mejorará el compromiso del trabajador con la empresa, lo que se traducirá en un aumento de la productividad y la eficiencia de cada trabajador.

¿Qué es la motivación laboral?

La motivación laboral es un concepto muy ligado a la empresa y a los líderes del organigrama empresarial. Básicamente se trata de la capacidad que tiene el empleador de lograr la implicación de los trabajadores, con el fin de optimizar el rendimiento en el trabajo.

Tipos de motivación en el trabajo

1. Intrínseca

Esta motivación aparece de manera natural, a consecuencia del desarrollo de cualquier acción que resulte gratificante para el empleado. Por lo tanto, se trata de la motivación laboral que el trabajador lleva consigo, sin que un líder empresarial la deba de estimular o fomentar.

Las habilidades profesionales y personales forman parte de este concepto, ya que de estas aptitudes depende, en gran medida, la realización de cada desempeño.

2. Extrínseca

Este tipo de motivación laboral es muy diferente a la anterior, ya que viene directamente de fuentes externas. Por norma general, son acciones motivacionales, como el planteamiento de objetivos o la obtención de beneficios, las que se esconden detrás de este concepto. Es cosa del empleador fomentar la satisfacción del empleado para aumentar su motivación en el trabajo y, así, mejorar la productividad.

Estrategias para mejorar la motivación laboral

  • Analiza las necesidades de los empleados: cada trabajador debe de asumir responsabilidades dentro de un puesto laboral hecho prácticamente a medida. Para conseguir esto es muy importante que el diseño de las campañas de selección de personal se haga con éxito. Ten en cuenta que las acciones de reclutamiento bien gestionadas son imprescindibles para fomentar esa motivación en el trabajo.
  • Condiciones laborales de calidad: obviamente, si quieres tener empleados motivados debes darles algo a cambio. Analiza las condiciones laborales de tu empresa y establece beneficios para tus trabajadores. Fomentar la conciliación laboral es una buena forma de lograr esto. Hace poco te contamos que el teletrabajo ha resultado ser una opción idónea para optimizar la productividad de la empresa. Además, es un modo de mejorar la calidad de vida de tus empleados.
  • Promoción dentro de la empresa: un buen método de encontrar esa motivación laboral es poder crecer dentro de la empresa. Tus trabajadores deben de poder promocionar para escalar posiciones dentro del organigrama.
  • Incentivos empresariales: un modo de cumplir con los objetivos con mayor celeridad es ofreciendo incentivos a los empleados. No es necesario que esos incentivos sean dinerarios, ya que en muchos casos el trabajador también busca beneficios diferentes, como tiempo de descanso.
  • Mejora el clima laboral: cuando hablamos de clima laboral lo que buscamos es que el entorno de trabajo sea agradable y que los empleados desarrollen su carrera profesional a partir de condiciones únicas. Puedes medir el clima de trabajo que hay en tu negocio a partir de técnicas infalibles, como el desarrollo de encuestas entre los trabajadores.
  • Team Building entre los empleados: ya te hemos hablado del Teambuilding y de lo importante que es para mejorar el clima laboral. Además, es un recurso fundamental para que aumente la motivación en el trabajo. Recuerda que para formar equipos de trabajo de calidad es importante que los miembros del grupo sean capaces de desarrollar actividades en conjunto.
  • Empleados comprometidos: la motivación laboral crece cuando los trabajadores se sienten escuchados por las altas esferas. Fomenta la participación de tus empleados en la mejora de la productividad empresarial. Escúchalos, porque siempre tienen algo que decir y, en muchos casos, sus ideas te ayudarán a crecer como negocio. Además, todo esto mejora el Employer Branding de tu empresa.

La motivación laboral, en definitiva, es la clave para que tus empleados estén contentos en sus diferentes puestos de trabajo. Trabajar en ello desde el departamento de Recursos Humanos te ayudará a evitar el famoso estrés laboral, además de mejorar el ambiente de trabajo y de evitar la inseguridad laboral.

Con el fin de evitar el aburrimiento en el trabajo es importante que fomentes la motivación laboral de tus trabajadores. Un buen servicio de RR.HH. debe de diseñar estrategias personalizadas, con el fin de optimizar la productividad laboral en todo momento. Por ello, contar con expertos en Recursos Humanos te ayudará a crear una empresa productiva.

FUENTES CONSULTADAS: