La administración por objetivos en una empresa (APO), consiste en que los gerentes y empleados establezcan conjuntamente objetivos de desempeño. Surgió en la década de 1950 debido a la presión que sufrían las organizaciones privadas en Norteamérica. Como resultado de la depresión económica que existía en el país después de la crisis de 1929.

La APO también es conocida como la administración por resultados. Desde sus orígenes fue un modelo administrativo que consistía en un método financiero de evaluación y control.

Veamos las características de la administración por objetivos en una empresa (APO) y todo lo relacionado a este concepto.

¿Qué es la administración por objetivos en una empresa (APO)?

La administración por objetivos en una empresa (APO) es motivar a los empleados a través de la fijación de metas que tendrán un premio o algún tipo de reconocimiento al ser alcanzadas. Es una estrategia empresarial muy usada que se basa en la administración por objetivos del talento humano.

La APO establece una hoja de ruta que llevará al objetivo final a la organización, es decir, son pequeñas metas y objetivos para lograr los resultados deseados. Este método permite que se fomenten estrategias y planes en los diversos niveles de una empresa que están intrínsecamente relacionados con una meta específica.

Características de la APO

Entre las características de la administración por objetivos en una empresa (APO), destacamos:

  • La APO funciona para que todas las áreas de una empresa trabajen por los mismos objetivos, para que estén sincronizados. Las metas y necesidades están alineadas en una misma estrategia empresarial.
  • Los objetivos son definidos en forma de cascada, y se despliegan por todos los componentes o departamentos de una empresa siguiendo un orden de acuerdo a sus características, responsabilidades y jerarquías.
  • Con la APO las empresas trabajan en objetivos comunes, pero también fomenta la acción individual de las diversas áreas de la organización.
  • La administración por objetivos en una empresa (APO) está basada en metas a corto y mediano plazo. Estos objetivos están relacionados con el logro final.
  • La APO logra integrar a la gerencia de una empresa con los empleados.
  • La APO propicia el consenso entre los diversos componentes o departamentos de una empresa. Todos ellos están enfocados en las metas inmediatas y los objetivos planteados a largo plazo, que han sido fijados con una fecha de cumplimiento.
  • La empresa realiza la evaluación por objetivos con la intención de retroalimentación entre los grupos de trabajo, y no como control. Su propósito es aprobar la labor efectuada y proponer correcciones.
  • La APO también incentiva dinámicas de trabajo más participativas y grupales. Además, aumenta el compromiso de la plantilla con las metas de la empresa.
  • La APO se caracteriza por tener metas claras y propiciar la integración gerencial. Permite la construcción de marca y empatía entre los diferentes componentes y departamentos de una organización.

Fases de la administración por objetivos en una empresa (APO)

Peter F. Drucker es considerado el creador de la APO. La administración por objetivos está dividida en cuatro fases:

Fase 1: definición de los objetivos de la organización

La fase inicial de la administración por objetivos (APO) en una empresa es fijar las metas entre sus distintos componentes o departamentos. Es una de las etapas más importantes porque la organización define sus acciones para lograr la efectividad de su trabajo.

Fase 2: definición de los objetivos laborales

En la fase 2 se da a conocer a toda la plantilla de la empresa los objetivos de la organización definidos con anterioridad. Luego cada empleado conocerá el plan de acción, las estrategias y el modo de proceder. Con esta información, elaborará sus objetivos, tareas y obligaciones.

Fase 3: seguimiento del avance y rendimiento

La tercera fase trata del seguimiento que se le hace al rendimiento y el avance alcanzado. Es un paso crucial porque garantiza el alcance de los objetivos de forma eficaz. La revisión y las mediciones que se realicen deben ser claras, confiables, explícitas y simples, tanto para los supervisores como para los empleados.

  • Fase 4: retroalimentación

La administración por objetivos en una empresa (APO) necesita un proceso de retroalimentación continúa en las fases de medición del rendimiento y de los objetivos alcanzados. Es necesario porque todos en una empresa podrán conocer los avances y tomar acciones correctivas sobre su propio trabajo.

¿Cuáles son las razones para aplicar una APO en una empresa?

A continuación destacamos las razones por las cuales aplicar una APO en una empresa resulta positivo para alcanzar los objetivos establecidos:

Integra los elementos de una organización

La administración por objetivos permite la integración de los elementos de una organización. Trae como beneficio que la gerencia conozca el funcionamiento de los distintos departamentos, y así estar atentos en la búsqueda y desarrollo de las metas.

Existe en la empresa una retroalimentación necesaria para corregir lo que sea necesario.

Crecimiento y progreso continúo

La APO también permite el crecimiento y progreso continúo de los distintos componentes de una organización. Paralelo a ello, la empresa trabaja en los objetivos inmediatos y de largo plazo, lo que genera una relación horizontal y una búsqueda de objetivos más sencilla.

En este punto es importante destacar que, para lograr los objetivos de negocio, una organización debe apoyarse en los avances de la tecnología, centrarse en la transformación digital que ya no es una perspectiva del futuro.

Es un elemento esencial para el funcionamiento de una empresa y su progreso continúo.

Apoyo y seguimiento al talento humano

La administración por objetivos en una empresa permite brindar apoyo y hacer seguimiento al talento humano. Durante la gestión de objetivos es clave supervisar las diversas etapas para obtener mejores resultados.

Mide el desempeño laboral

La administración por objetivos también mide el desempeño laboral. Por otra parte, los empleados podrán conocer mejor sus habilidades y competencias, además de identificar sus puntos fuertes y corregir sus puntos débiles.

No es un método de control, todo lo contrario, es una supervisión para apoyar al empleado y ayudarlo a alcanzar su máximo potencial.

Motiva a los empleados

La APO fija estrategias motivacionales en una organización. Estas son esenciales para aumentar la productividad del trabajador, elevar su experiencia de empleado y para conseguir un elevado progreso corporativo.

Permitirá a la empresa enfrentar desafíos como la rotación de personal y la fuga de talento humano.

Pasos para aplicar la administración por objetivos (APO)

Para la aplicación de la administración por objetivos en una empresa es necesario seguir los siguientes pasos:

1.   Tener los objetivos claros

El primer paso es tener los objetivos claros, que se logra teniendo en cuenta factores como los valores y misión de la empresa, el potencial de los empleados y los logros que se desean a largo plazo, además de integrar el capital humano con la filosofía de la organización.

2.   Definir las tareas

La definición de las tareas es un paso fundamental, tener claras las pequeñas actividades que deben hacerse para llegar al objetivo final.

Los diversos componentes o departamentos de una empresa deben estar en constante comunicación para avanzar simultáneamente.

3.   La revisión y el monitoreo constante

La APO genera una relación integrada entre los componentes de una empresa. Debido a ello, es necesaria una revisión y monitoreo constante, evaluar los resultados que se vayan generando y el estado del proyecto.

4.   Conservar el equilibrio

Es la obligación de la gerencia y de los responsables de los departamentos mantener el equilibrio. Es decir, que los empleados sean conscientes de sus responsabilidades y la cadena de mando debe sostenerse, aunque la dinámica de trabajo sea más flexible.

5.   La retroalimentación

Como hemos comentado anteriormente, la retroalimentación es una manera de dar feedback a los empleados, gracias a las evaluaciones constantes y periódicas, y al establecimiento de los objetivos a corto, mediano y largo plazo.

La plantilla podrá conocer qué está haciendo bien y aplicar las correcciones necesarias para mejorar algunos elementos. Son relaciones cercanas pero con la autoridad necesaria.

6.   Evaluar los logros y desempeño

Luego de pasar por todos estos pasos, es necesario evaluar los logros de la APO. Se determinará si se alcanzaron las metas establecidas o se deben hacer cambios. Además de hacer una evaluación particular del desempeño de los empleados y de cada departamento.

En Melt Group somos una Consultora de Recursos Humanos especializados en la gestión del talento humano, empleando y asesorando en diversas estrategias como la administración por objetivos en una empresa (APO). Nuestros servicios mejoran la experiencia del empleado y, en consecuencia, se logran los objetivos planteados por la organización.

¡Contáctanos! Un equipo de expertos te atenderá de inmediato, ofrecemos atención personalizada y de calidad. No dudes en visitar nuestra página web.

Aprovechamos la tecnología para impulsar el rendimiento de la plantilla de una empresa y cuidar al máximo el proceso de trabajo.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com