teletrabajo

Hace unas semanas, en Melt Group realizamos una encuesta en nuestro perfil de LinkedIn, en la que preguntamos a nuestros seguidores sobre la productividad durante el teletrabajo. Lo que pretendemos es hacernos una idea más amplia de lo que el empleado percibe al respecto. Los resultados han sido bastante significativos, porque están realmente ajustados.

Según nuestra encuesta, en la que han participado un total de 182 personas, un 49 % de los trabajadores son más productivos en casa, frente al 51 % de los encuestados, que asegura que ellos ven mejorada su productividad trabajando desde la oficina.

Está claro que el teletrabajo es un concepto algo complejo, que en España está entrando recientemente, a consecuencia de la actual pandemia por coronavirus que estamos viviendo. Esto nos indica que todavía hay que limar mucho el protocolo establecido, con el fin de optimizar la productividad laboral. Además, es importante tener en cuenta los diferentes tipos de trabajos, porque no todos los empleos son iguales.

Algunos estudios recientes avalan la teoría de una combinación de ambas propuestas para mejorar la productividad laboral. Es decir, sería interesante planificar el teletrabajo con asistencia presencial a la oficina de manera periódica.

Teletrabajo y tecnología: una clave fundamental

Los departamentos de Recursos Humanos de las empresas y las compañías que nos dedicamos en cuerpo y alma al sector de los RRHH somos conscientes del esfuerzo que las empresas tienen por delante para asegurar que la revolución laboral llega a buen término. El teletrabajo ha entrado por la puerta grande, y lo ha hecho de manera forzada, sin apenas regulación y con muy poco bagaje por parte de las distintas compañías.

El confinamiento domiciliario obligó al país a seguir produciendo, pero manteniendo secciones completas de empresas cerradas, con empleados trabajando desde casa. En muchos casos, las empresas han detectado que el teletrabajo ha sido un acierto rotundo, ya que han podido ahorrar costes y la productividad ha aumentado. Sin embargo, aún quedan casos en los que no se ha logrado mejorar los resultados.

El principal problema al que se enfrentan tanto los trabajadores como las empresas es a la escasa evolución tecnológica. Muchas de las problemáticas surgen a nivel técnico, bien porque la compañía no alberga un buen avance tecnológico para que el trabajador tenga acceso remoto a su oficina, bien porque las condiciones técnicas en sus propias casas no son las más adecuadas.

Pese a ello, establecer una red operativa de calidad, que favorezca el teletrabajo no es algo complejo en la mayor parte de los casos. Además, los trabajadores tienen la opción de desarrollar todo tipo de reuniones a través de videoconferencias, sin necesidad de salir de casa. Por lo tanto, la inversión en tecnología sería algo primordial para mejorar la productividad laboral fuera de la oficina.

Análisis de métricas durante el teletrabajo

Son los líderes empresariales los que tienen la tarea de medir los resultados que aporta el trabajo desde casa. Además, han de interpretar cada una de las métricas con rigor, analizando la situación y tomando decisiones que vayan encaminadas a mejorar los resultados del negocio.

Para ello, es importante que la empresa albergue sistemas de medición de calidad. De este modo, el empresario podrá disfrutar de un feedback esencial para la toma de decisiones. En este sentido, elaborar un buen cuadro de mando o dashboard, por parte del servicio de Recursos Humanos, ahorrará costes y optimizará la toma de decisiones. Simplemente hay que adaptar las KPIs al teletrabajo.

Medir la productividad en el teletrabajo

¿Cómo puedes saber si tus empleados están siendo productivos si están trabajando desde casa? La clave está en las mediciones. Puedes analizar el trabajo en remoto a través de 6 pasos muy sencillos y claros:

  1. La organización es fundamental

Utilizar herramientas que nos permitan organizar las tareas de cada empleado es una gran idea. Para ello, existen plataformas online bastante avanzadas, que nos permiten establecer tareas y organizar agendas con mucha eficacia. Es el caso, por ejemplo, de Asana, un organizador laboral, que cuenta con muy buenas prestaciones. Se pueden compartir proyectos, establecer plazos, realizar entregas, etc. Todo desde una única plataforma.

Crear perfiles en este tipo de aplicaciones para optimizar el teletrabajo es muy interesante. Además, es un modo cómodo y sencillo para analizar la productividad del empleado en cuestión.

  1. Tecnología avanzada

Si la empresa cuenta con un software de gestión avanzado e innovador, la toma de decisiones será más fácil. Esto también nos garantiza un análisis exhaustivo de la productividad laboral, tanto en casos de trabajo en remoto como presencial.

  1. Reuniones con empleados

Cada semana es importante que los altos mandos de la empresa realicen reuniones con sus empleados que están trabajando desde casa. Esto es clave para medir si la calidad del tiempo empleado en el desarrollo de sus tareas es alta. Los trabajadores podrán aportar un feedback esencial, explicando cuáles son sus carencias durante el teletrabajo y permitiendo que la compañía realice los cambios oportunos.

Cada trabajador tendrá que explicar cuántas horas dedica a cada tarea, con el fin de estudiar si existen cambios bruscos entre empleados. En el caso de que uno de ellos dedique mucho más tiempo a la misma tarea, será el momento de estudiar el caso de manera particular para que la productividad no se vea afectada.

  1. Análisis de beneficios

Medir los resultados es tan importante como mantener trabajadores motivados. Desde Recursos Humanos tenemos que diseñar objetivos que sean medibles y cuantificables. De este modo podremos saber si el trabajo que realiza cada empleado es de calidad o no.

  1. Los incentivos también importan

Lo que buscamos es aumentar la productividad durante el teletrabajo. Y para conseguir esto no hay nada mejor que incentivar a los trabajadores. Son muchas las técnicas con las que contamos los expertos en Recursos Humanos para incentivar a los trabajadores de la compañía. Un buen estudio previo es esencial, si queremos que nuestro sistema de incentivos y méritos funcione.

  1. La confianza no se puede perder

El teletrabajo debe de ir acompañado siempre por la confianza depositada en el empleado. La comunicación entre el empleador, el equipo de RRHH y el trabajador debe de ser constante y fluida. Es un modo de incrementar la productividad laboral durante el teletrabajo, ya que la percepción de confianza es fundamental.

En Melt Group somos especialistas en Recursos Humanos y productividad laboral. Sabemos cómo mejorar el teletrabajo en los diferentes sectores empresariales. Contacta con nuestra consultoría de RRHH si quieres mejorar los datos de tu negocio y aumentar el rendimiento de tus empleados mientras desarrollan su labor en remoto. ¡Nosotros tenemos las claves que necesitas!