¿Qué es la cultura organizacional?

Disfrutar de una correcta cultura organizacional en la empresa es fundamental para conseguir que el talento quiera venir a nuestra compañía. En Melt Group te vamos a dar todas las calves sobre este concepto, para que entiendas perfectamente la importancia de albergar una cultura de organización robusta.

Definición de cultura organizacional

La cultura organizacional es un conjunto de normas indispensables en cualquier empresa. Se trata, por lo tanto, de una serie de valores que convierten a la organización en lo que es. Esta normativa se desarrolla en varios ámbitos, como la propia estructura de la empresa, los métodos de trabajo que se aplican o la manera en la que se comunican los empleados.

Hay quien define a la cultura organizacional como la psicología propia de la empresa. Es lo que da sentido a cualquier organización. Existen dos formas de psicología empresarial que deben aplicarse en cualquier negocio:

  • Interna: básicamente se trata de la comunicación empresarial. Se centra en el modo en el que la empresa se relaciona con los empleados, el clima laboral existente, las diferentes relaciones internas, etc. Aquí las políticas de bienestar laboral adquieren una importancia extrema.
  • Externa: la cultura organizacional externa es muy importante, ya que se basa en el comportamiento de la empresa hacia el exterior. Es la imagen de marca o el branding empresarial. Aquí confluyen cuestiones importantes como los métodos de la organización para reducir el impacto medioambiental, su preocupación por la ecología, la participación en actos sociales o actividades de acción social, etc.

Para que un trabajador quiera desarrollar su carrera profesional en tu empresa es importante que pueda identificarse con su filosofía. Para ello, la coherencia es fundamental en la cultura organizacional.

3 esenciales de la cultura organizacional

  1. La normativa de la empresa: aquí confluyen los valores de la empresa con las normas que regulan su funcionamiento interno. Podemos incluir aquí los sueldos y salarios, el código de conducta establecido, las metodologías laborales (SCRUM, Agile, etc.), la posibilidad de trabajar en equipo, los objetivos de la organización, etc.
  2. Tipos de liderazgo u organigrama empresarial: tener un buen organigrama empresarial que aporte una estructura lógica del poder en la empresa es importante para atraer al talento a nuestras filas. Esto es clave para definir la cultura organizacional.
  3. Relaciones entre la plantilla: en la empresa se pueden valorar tres tipos de relaciones: las verticales (entre los puestos de mando y los empleados rasos); las horizontales (se desarrollan entre trabajadores que están en el mismo nivel del organigrama); las ajenas (se desarrollan entre el personal y los clientes o proveedores).

¿Cómo identificar la cultura organizacional?

Para averiguar cuál es la cultura organizacional de cualquier empresa es importante tener un buen instrumento de evaluación de la misma. Este instrumento estudia detenidamente el clima organizacional, los valores de la empresa y los distintos tipos de líder que destacan en la organización.

Al analizar todo esto es posible determinar su la compañía está más centrada en el producto, en el usuario, en los métodos para producir o si los empleados tienen libertad para desarrollar sus propuestas, etc.

Establece la cultura organizacional de tu empresa

  1. Pon al descubierto los valores de tu negocio. Estudia qué quieres conseguir y cómo quieres lograrlo. La clave está en analizar bien qué hace la empresa y por qué lo está haciendo.
  2. Analiza detenidamente si tu empresa necesita aplicar cambios para establecer mejoras. Esto lo podrá determinar tras el estudio previo de los valores. Crear grupos de discusión podría optimizar este proceso.
  3. Recluta talento: para que la cultura organizacional de la empresa siga por el camino marcado necesitas reclutar talento que favorezca esos valores. De este modo podrás alcanzar los objetivos con mayores garantías. Una política de contratación meditada y que se ajuste a los valores empresariales es clave.
  4. Crear una marca agradable es fundamental. Las inversiones en branding empresarial siempre están bien pensadas. No pierdas la oportunidad de decirle al mundo cómo es tu compañía, qué valores alberga y qué hace para mejorar el mundo.
  5. Nunca olvides el valor de las métricas y del análisis de datos. En un mundo en el que la tecnología nos acecha, el estudio y análisis de datos nos abre muchísimas puertas. Podrás identificar posibles problemas en la empresa y aportar soluciones de calidad. En el ámbito de los Recursos Humanos, las métricas son imprescindibles para estudiar si tu empresa atrae talento, además de la motivación del personal de la compañía.

En Melt Group somos especialistas en RR.HH. y te ayudamos a crear el organigrama de tu empresa, que tendrá como objetivo potenciar esa cultura organizacional a la que hacemos referencia. Contacta con nuestros asesores si necesitas más información sobre esto.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Managed by Quantum IWave