evaluacion del desempeño

Contar con una herramienta eficaz que nos permita medir con éxito la productividad laboral, el talento de nuestros empleados y el rendimiento en el trabajo es fundamental para cualquier departamento de Recursos Humanos. Esto es precisamente lo que hace la evaluación de desempeño. En Melt Group te vamos a contar todo lo que debes saber acerca de este sistema de medición en la empresa.

Una de las claves de la evaluación de desempeño es que nos ayuda a favorecer el clima de trabajo, además de optimizar la productividad y estimular positivamente a los trabajadores. Sigue leyendo para descubrir el porqué es interesante establecer un sistema de evaluación de desempeño eficaz.

Antes de comenzar con los conceptos clave es importante que entiendas qué es la evaluación de desempeño. Lo que se consigue con esta herramienta métrica es analizar objetivamente la conducta del empleado a la hora de ejercer su trabajo, así como el rendimiento, su productividad y los logros que consigue.

La empresa pauta una serie de objetivos personales para que cada empleado cumpla positivamente. Gracias a esta evaluación podemos averiguar si se están cumpliendo e, incluso, sobrepasando. Lo que analizamos detenidamente es el talento, las aptitudes profesionales y personales, las habilidades del trabajador, su productividad en el trabajo y cualquier otra variable que nos permita obtener resultados objetivos sobre el desempeño de cada empleado.

¿Para qué sirve la evaluación de desempeño?

Lo cierto es que las utilidades que se le puede dar a un análisis de este tipo son muy amplias. La empresa tendrá la oportunidad de conocer profundamente el desarrollo del trabajo del capital humano, pudiendo resolver posibles conflictos. Además, esto nos asegura una mejor productividad laboral, siempre y cuando los datos obtenidos se utilicen correctamente.

Este análisis nos permite analizar diversos parámetros profesionales y personales:

  • Análisis del rendimiento del trabajador.
  • Estudio de la productividad laboral de cada empleado.
  • Debilidades y fortalezas del personal por separado.
  • Posibles problemas de integración con el resto del personal.
  • Información concreta sobre el talento, que nos permitirá crear planes de carrera específicos.
  • Relación con los compañeros.
  • Aptitudes profesionales y personales.
  • Habilidades personales y profesionales.

Ventajas de la herramienta de evaluación de desempeño

  1. Ofrece métricas de calidad: un buen sistema que evalúe el desempeño de los trabajadores nos permite conocer métricas muy amplias, imprescindibles para fomentar la toma de decisiones en la empresa.
  2. Objetivos más claros: gracias a esta herramienta, los responsables de cada departamento son capaces de definir los objetivos de cada trabajador de manera más pulcra.
  3. Relaciones laborales: la relación entre el empleado y su responsable es mucho más fluida cuando existe un sistema de evaluación de desempeño de calidad. Los objetivos asignados son más transparentes y lógicos, lo que favorece el feedback entre el personal.
  4. Roles empresariales: cada empleado tiene un rol dentro del organigrama empresarial. Fomentar la productividad laboral es una de las consecuencias de la correcta medición del trabajo de cada persona.
  5. Mejora la promoción dentro de la empresa: gracias a las métricas obtenidas podemos ser conscientes de la evolución de cada trabajador en su puesto y de la posibilidad de promocionar dentro de la organización. Es más fácil diseñar planes de carrera y optimizar los cursos formativos para potenciar el talento.
  6. Mejor formación: el trabajador debe de ser consciente en todo momento de la evaluación de desempeño, con el objetivo de que sea él mismo quien quiera crecer laboralmente. Para ello, el aprendizaje constante es la clave.

Algunos tipos de evaluación de desempeño

  • Por objetivos: la evaluación se realiza en función de los objetivos cumplidos por cada empleado.
  • Por competencias: se estudian las competencias del cargo y se analizan personalmente. Por lo tanto, se tienen en cuenta las aptitudes y las habilidades del empleado a la hora de desarrollar sus funciones.
  • Por incidentes: cuando existe una situación de crisis es importante conocer las capacidades del empleado para resolverla positivamente. Este tipo de evaluación se centra en estudiar bien la conducta del trabajador.
  • Por costes: estudiar cuánto cuesta cada empleado a la empresa es una forma de gestionar su desempeño.

La evaluación de desempeño la puede elaborar un superior o el propio empleado. En este último caso, estaríamos hablando de una autoevaluación, que es un sistema que puede funcionar muy bien, estableciendo una clara relación de confianza entre la empresa y el trabajador. También es posible evaluar a los jefes de equipo por parte de los integrantes de cada equipo o subordinados.

El modelo de evaluación de desempeño puede variar en función de muchos parámetros. La elección de uno u otro es fundamental para lograr resultados de calidad. Si necesitas información para gestionar el desempeño laboral en tu negocio no lo dudes y contacta con Melt Group. Nuestros consultores de Recursos Humanos te pueden ayudar.

FUENTES CONSULTADAS:

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com