productividad laboral

Para determinar si el desarrollo de la actividad laboral en la empresa está siendo exitosa es importante saber medir la productividad laboral. Para ello, es importante entender bien qué es este concepto y cómo medirlo con seguridad. En Melt Group somos especialistas en Recursos Humanos y estamos ampliamente familiarizados con los conceptos de productividad en el trabajo. Hoy vamos a ayudarte a determinar si tus empleados están siendo productivos desarrollando sus funciones.

La idea básica radica en establecer si el uso de los recursos que se ponen al servicio de los trabajadores está siendo suficiente para que se obtenga suficiente productividad. Este concepto lo podemos analizar tanto en conjunto como a nivel particular. Por un lado, estaría la productividad de todos los trabajadores y, por otro lado, tendríamos que estudiar si un empleado es suficientemente productivo a nivel particular.

Características de la productividad laboral

No hace mucho hablamos por aquí del concepto de productividad en el trabajo, pero enfocándolo al teletrabajo. La idea de aquel artículo era analizar si trabajar desde casa podía mejorar la productividad de los empleados a nivel particular. Hoy vamos a ir un poco más allá, ya que vamos a revisar las claves que nos permitirán medir cada variable.

Queremos saber si nuestros empleados son productivos y, en caso, de que detectemos fallos, podremos solventar errores, con el fin de optimizar el desarrollo de sus funciones. Si es posible mejorar la productividad en el trabajo, tendremos que hacerlo para que el rendimiento de la empresa sea mejor.

Para saber cómo medir la productividad es importante que hagas uso de las herramientas que tienes a tu disposición. Calcular bien cada dato es muy importante, ya que nos abrirá un campo de actuación extenso. Realizar un análisis DAFO del empleado o del conjunto de trabajadores es fundamental para determinar si la productividad laboral está siendo óptima.

Claves para medir la productividad

Saber si los trabajadores están siendo productivos es algo que en todos los departamentos de Recursos Humanos nos preocupa. El estudio de datos y KPIs es una prioridad, pero puede ser algo complejo. Por ello, siempre debemos de centrarnos en tres aspectos fundamentales:

  • Medir si el trabajador en cuestión obtiene buenos resultados a nivel de organización, tecnología, desarrollo de sus funciones, etc.
  • Determinar cuáles son las labores esenciales de cada empleado. De este modo podemos averiguar si el trabajador está siendo productivo en cada proyecto.
  • Estudiar las habilidades y aptitudes de los trabajadores.
  • Establecer una completa estrategia que mejore la productividad en el trabajo es esencial. Asegurarnos de que los empleados la ponen en marcha es muy importante. Si detectamos errores o problemas en nuestra planificación estratégica tendremos que repararlos con éxito.

Optimizar la productividad en el trabajo

Una vez que hemos medido la productividad de nuestros empleados es el momento de diseñar estrategias que nos permitan mejorar este aspecto y crecer laboralmente. Lo que buscamos, como parte del equipo de RRHH de la empresa, es que la organización crezca y mejore sus datos a todos los niveles.

  • Mejorar la comunicación interna: a través de reuniones periódicas con los empleados podemos obtener información de calidad sobre todos los procesos de la empresa.
  • Clima laboral optimizado: para mejorar la productividad de nuestros trabajadores tenemos que asegurarles un clima laboral excelente. El ambiente que se vive en la empresa tiene repercusión directa sobre los empleados y la realización de sus funciones.
  • Escuchar al trabajador: el empleado debe de tener los canales oportunos para lanzar sus ideas de mejora, así como cualquier mensaje para optimizar el desarrollo de su trabajo. A veces el empleado nos ofrece ideas que aportan valor al puesto de trabajo y mejoran el empleo.
  • Mejorar tecnológicamente: la tecnología de vanguardia se ha colado en las empresas para optimizar la productividad laboral. Apostar por mejorar tecnológicamente las empresas es un acierto rotundo.
  • Programa de incentivos: los incentivos en el trabajo siempre son una gran idea para optimizar la productividad laboral. Por ello, contar con un buen programa basado en incentivos podría ser la clave que nos permita aumentar el rendimiento en la empresa.

Contacta con Melt Group si necesitas mejorar la productividad laboral en tu empresa y no sabes cómo hacerlo. Te ofrecemos un completo equipo de expertos en Recursos Humanos, formados específicamente para garantizar que el rendimiento laboral crece y mejora constantemente. Melt Group está donde se ubica el talento. Sabemos cómo optimizar tu negocio a partir de la mejora del clima laboral y del personal.