8 fases del proceso de seleccion

La correcta estructura del proceso de selección es esencial para que finalice con éxito

En Melt Group, como empresa de reclutamiento de personal, tenemos dos grandes pilares en nuestro día a día, como son el trato con el cliente y con el candidato. Por ello, cuando conocemos las necesidades del cliente y entendemos qué posición quiere cubrir, profundizamos en las funciones y responsabilidades que deberá reunir el candidato idóneo. Este es el camino que seguimos para lograr el éxito en el proceso de selección, y la satisfacción para estos dos pilares tan importantes para nosotros; clientes y candidatos.

Primera Etapa: Preselección

Se trata de la etapa inicial en el que empieza la preselección del proceso de selección, cuando el candidato está interesado en la oferta de empleo publicada. Normalmente el número de candidatos  que se presenta a una oferta de trabajo suele ser es bastante elevado, por lo que es necesario hacer una criba curricular que haga el proceso más rápido, siempre ajustándonos al máximo a las necesidades expresadas por el cliente. En esta primera criba deben descartarse los candidatos que no cuenten con la formación adecuada necesaria para el puesto de trabajo o cuya experiencia profesional no sea suficiente.

Segunda Etapa: Entrevista inicial

Los candidatos que han superado la fase anterior suelen ser convocados para realizar una entrevista preliminar y establecer así un primer contacto. Tan pronto como el candidato tiene la entrevista inicial con nosotros, como reclutadores empezamos a reunir información para medir el nivel de interés y compromiso de cada uno de ellos y así abastecer a nuestros clientes con el mejor servicio posible. Para ello hay que moverse con rapidez y saber distinguir quién realmente puede aportar un valor añadido. En esta fase del proceso de selección el objetivo no es otro que ampliar la información que se ha obtenido del candidato gracias a su CV. Además se debe indagar acerca de los logros obtenidos y las mejoras aportadas en sus antiguas etapas profesionales. Igualmente, las entrevistas son utilizadas para conocer el interés de los candidatos en el puesto de trabajo una vez que se le ha proporcionado más información sobre el mismo.

Tercera etapa: Realización de informe

Tras las entrevistas con los candidatos seleccionados, se realiza una segunda criba, en la que se escoge a los tres o cuatro candidatos más brillantes y adecuados al puesto. De estos candidatos se realizan informes donde se incluye los aspectos que el consultor ha obtenido tras la entrevista y no se reflejan en el CV; aspectos personales, metas laborales obtenidas, disponibilidad o sus expectativas salariales. Además detallamos el impacto positivo que puede obtener el candidato al incorporarse al puesto.

Cuarta etapa: Selección del cliente

Tras recibir el cliente los informes de los candidatos, elige cuales se ajustan mejor a sus necesidades, evaluando los aspectos técnicos y personales que el reclutador presenta. Para ello el cliente cierra entrevistas presenciales en su compañía o en nuestras oficinas para conocer de primera mano las características de cada uno de ellos, realizando tantas entrevistas como necesite. En algunas ocasiones suelen conocer a los candidatos tanto el departamento de RRHH como los respectivos responsables del área del que formará parte el candidato seleccionado en el proceso de selección

¡Seguid atentos a nuestro blog! La próxima semana os hablaremos de las fases restantes para contratar al candidato ideal.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com