Inteligencia Intrapersonal

Hay muchos tipos de inteligencia y, por supuesto, cada una de ellas juega un papel importante en la vida de cada individuo, tanto en el ámbito personal como en el campo profesional.

La inteligencia intrapersonal, por ejemplo, es una clasificación muy específica de la inteligencia. Precisamente, incide en el desarrollo y crecimiento de tu empresa, ya que, de una u otra manera, permite que el personal se perfile como líder en cada una de sus tareas y surjan nuevas ideas para fomentar la creatividad, la comunicación asertiva, la empatía y el trabajo en equipo. Todos estos son elementos indispensables para obtener beneficios y alcanzar los objetivos propuestos por la planificación institucional.

Si te interesa saber cómo incide específicamente la inteligencia intrapersonal en el mundo empresarial y cómo hacer para desarrollarla plenamente hasta obtener las ventajas esperadas, ¡echa un vistazo al contenido de este post!

¿Qué es la inteligencia intrapersonal?

La mente humana es muy compleja, incluso para el mismo individuo, por lo que el conocimiento intrínseco de su funcionamiento resulta indispensable para alcanzar una mejor evolución en diferentes ámbitos.

En este sentido, la inteligencia intrapersonal se puede definir como la capacidad que tiene una persona, en menor o en mayor medida, para conocer los aspectos interiores de su pensamiento y las acciones que se generan a partir de ellos. Según Goleman, “implica reconocer los propios estados de ánimo, los recursos y las intuiciones.«

De este modo, esta capacidad engloba un conjunto de sensaciones que, como seres humanos, experimentamos al interactuar con otras personas o al detenernos y analizar nuestro propio ser.

Áreas que desarrolla la inteligencia intrapersonal

La inteligencia intrapersonal o intrínseca del ser humano, al igual que otros tipos de inteligencia, puede trabajarse y desarrollarse. De hecho, en ese proceso, se fortalecen especialmente ciertos elementos. Entre ellos, destacan:

  • Los procesos creativos.
  • Las sensaciones y los reflejos naturales ante los estímulos externos.
  • La inteligencia emocional.
  • Las relaciones interpersonales.
  • La producción de ideas nuevas.
  • La interacción con los medios digitales y con la tecnología.
  • El desarrollo personal y profesional.
  • El establecimiento de metas.
  • El fortalecimiento de los procesos racionales.

¿Cómo incide la inteligencia intrapersonal en el crecimiento de tu empresa?

Ahora bien, aunque la inteligencia intrapersonal, como hemos visto, es un elemento individual de cada trabajador, de forma genérica se manifiesta en el exterior, en las relaciones con sus compañeros y, por supuesto, en su desempeño en cuanto a las funciones relacionadas con su cargo dentro de una compañía.

Con ella, se estimulan ciertas áreas indispensables para la institución. Estas son algunas de ellas:

Se fomenta la creatividad

El conocimiento sobre el funcionamiento de nuestra mente implica la determinación de los elementos que estimulan los cambios. Por ende, se establece un punto de partida para fomentar la creatividad y el surgimiento de nuevas ideas.

Este proceso evolutivo se refleja, sin duda, en las tareas diarias y en los compromisos laborales que se asumen como trabajador en una relación de dependencia.

Se desarrolla la empatía

Aprender a identificar nuestras propias emociones y los reflejos o respuestas de nuestro ser ante las mismas, facilita el reconocimiento de ellas en otras personas. De este modo, la empatía se fortalece y se crean las bases para el fomento de otros valores como el trabajo en equipo, la solidaridad y el respeto.

Se estimula la comunicación asertiva

Por otro lado, al desarrollar la inteligencia intrapersonal, un individuo puede organizar sus ideas e identificar las diferentes posturas que se presentan ante determinadas circunstancias. De esta manera, se hace más fácil expresar los pensamientos y emociones, dando a entender lo que realmente se desea obtener de otra persona y haciendo posible que, en equipo, se obtengan mejores resultados.

Se fortalece el compromiso institucional

Por su parte, el compromiso que se genera entre los trabajadores y la empresa se fortalece con el conocimiento de su entorno y de sus propias sensaciones, especialmente, ante los estímulos que se generan en el ambiente laboral.

En concreto, saber sentirse agradado siembra las bases para establecer un compromiso más o menos arraigado con la institución laboral donde se prestan los servicios.

Se fomenta un ambiente laboral estable

Cuando una persona es capaz de reconocer sus propias habilidades, entiende sus pensamientos en relación con los acontecimientos, comprende sus emociones y sabe de qué manera reaccionar ante determinadas circunstancias. Por tanto, se convierte en un ser mucho más equilibrado.

De esta manera, las relaciones que mantiene con sus compañeros de trabajo son más comprensivas, respetuosas y ecuánimes, fomentando con ello un ambiente laboral estable, placentero y donde fluye el trabajo.

Se genera un incentivo para el crecimiento profesional

Además, conocer los aspectos más personales de ti mismo, hace posible que se establezcan metas claras de carácter personal y profesional. Esto garantiza un progreso a nivel académico que repercute en el conocimiento, en la experiencia y en las obligaciones laborales, generando, también, un aliciente para continuar ese proceso evolutivo.

Se incrementa la productividad

Finalmente, y de forma muy evidente, cuando los procesos de una empresa se desarrollan de forma adecuada debido a la estabilidad emocional, individual y grupal de sus empleados, los resultados obtenidos será incluso mejor de lo esperado. Esto se traduce en un aumento de la productividad y, por tanto, de las ganancias.

Como te hemos comentado antes, la inteligencia intrapersonal puede ejercitarse y esto se logra, específicamente, a través de herramientas de carácter psicológico que, en Melt Group, como profesionales encargados de tratar con profesionales para la captación y ubicación del talento, debemos saber canalizar para el beneficio de todos los involucrados.

Fomentar la inteligencia intrapersonal en tus empleados y en ti mismo como empresario o como gerente de RRHH de una institución, no solo traerá beneficios personales, porque aprenderás a conocer tus límites, tus fortalezas y tus debilidades, también conlleva una serie de beneficios de carácter colectivo y para la empresa en general, que conviene identificar y aprovechar al máximo.

No pierdas más el tiempo, estamos en Madrid y también en Valencia: contáctanos y empieza a ejercitar la inteligencia intrapersonal y a disfrutar de sus ventajas. Te esperamos.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com