De la adversidad a la oportunidad

A lo largo de nuestra vida es inevitable encontrarse con situaciones de crisis o de incertidumbre como la que estamos viviendo actualmente provocada por el COVID19 (aunque este escenario sea de carácter excepcional). Es más, puede que incluso aparezcan obstáculos que no nos permitan obtener el empleo deseado ni alcanzar nuestros objetivos personales y profesionales. Sin embargo, lo último que podemos hacer es venirnos abajo y tirar la toalla. Estos momentos tienen que reforzarnos, son situaciones que deben aprovecharse para conocer nuestras debilidades y convertirlas en fortalezas, es decir, tenemos que conseguir hacer de la adversidad una oportunidad.

Desde Melt Group os mostramos algunos de los caminos posibles para afrontar el acceso o la mejora en el mundo laboral en tiempos difíciles, aunque realmente estos consejos también se puedan seguir en otro tipo de situaciones. Para ello hay que analizar varios aspectos tanto personales como de mercado:

– El primero sería analizar nuestras cualidades y capacidades, qué podemos ofrecer al mercado para que podamos formar parte de él. Aquí entrarían en juego nuestras habilidades, experiencia profesional y/o estudios. ¿Cómo me he formado personal y profesionalmente para el futuro? Es de gran importancia tener claro este primer paso para saber qué puedes brindar al mercado como persona y como profesional.

– El segundo aspecto a tener en cuenta sería detectar nuestras carencias, para poder revertirlas y convertirlas en puntos a favor a la hora de alcanzar nuestro objetivo. Al igual que destacar nuestras fortalezas y habilidades, debemos saber de que pie cojeamos y ponerle remedio. AHORA es el momento de perfeccionar lo que nos debilita para ser mejores. Por ejemplo: aprendizaje de idiomas, manejo de nuevos programas informáticos, desarrollo habilidades para hablar en público, creación de nuevos métodos de trabajo para optimizar el tiempo, realización cursos online… Todo ello hará que desde casa estemos creciendo como profesionales.

– Por último habría que analizar el mercado. Especialmente el sector del que queramos formar parte (o del que ya formemos), para conocer la dirección hacia dónde se dirige, las demandas e innovaciones que puedan surgir y poder encajar a la perfección. Investigar y prever su evolución nos proporcionará una ventaja diferencial.

En definitiva, el conocimiento del mercado y el de nosotros mismos junto con una mejora de nuestro perfil nos servirá para superar los obstáculos tanto personales como profesionales y así encontrar oportunidades en el mundo laboral.

Deja un comentario