comunicación interna

Si en Melt Group nos preguntan qué aspectos consideramos fundamentales para mejorar el clima laboral y la productividad de la empresa, sin duda hablamos de la comunicación interna como activo esencial. Es muy importante saber establecer canales de comunicación con el equipo que se encarga de hacer que la compañía crezca de manera eficiente.

Nuestro consejo, como Consultora de Recursos Humanos con avalada experiencia en la materia, es que establezcas políticas de comunicación interna bien planificadas y consensuadas. Todo esto no es una novedad de los últimos años, debido a que la comunicación ha jugado un papel esencial en la empresa desde siempre.

Ya en los años 70, se tenía muy en cuenta la comunicación interna para llegar a todos los empleados que forman parte del organigrama de empresas potentes. No obstante, el tipo de comunicación que se desarrollaba en aquellos momentos difiere considerablemente a lo que hoy en día se suele llevar a cabo.

La historia de la comunicación interna empresarial

En aquellos primeros momentos en los que se definió la comunicación interna como una estrategia clave en la política de la empresa, se asociaba directamente al departamento de Recursos Humanos. La organización de las compañías resultaba bastante compleja, con organigramas imposibles de entender, y la comunicación colaboró activamente en resolver ciertos problemas a la hora de lanzar mensajes corporativos.

Lejos de contar con un buen feedback, la comunicación interna como se entendía entonces permitía lanzar mensajes clave para los trabajadores. Se lograba aportar información de calidad sobre las condiciones laborales, los sueldos y salarios y los cambios en las normativas de trabajo. Una ventaja que aportó todo esto fue que los empleados podrían recibir la misma información, mejorando así el clima laboral de la empresa.

Veinte años más tarde la comunicación interna en el ámbito laboral sufrió un cambio sustancial. Ya no forma parte solo del departamento de Recursos Humanos, sino que en muchos casos se establece el propio departamento de comunicación, imprescindible para elaborar políticas comunicativas de calidad y avanzadas.

La comunicación corporativa es hoy un pilar fundamental en cualquier compañía. Ahora, lo que se busca es poder contar con un feedback óptimo entre todos los agentes que intervienen en el proceso. Gracias a estas políticas de comunicación diseñadas a medida se mejora el clima laboral, motivando a los empleados, que siempre encontrarán la bidireccionalidad en la comunicación. Se sentirán escuchados e importantes dentro de la organización.

La gestión de la comunicación interna empresarial

Es importante que se establezcan herramientas consensuadas de comunicación interna, que permitan optimizar la relación entre los trabajadores y de los mandos directivos con todos los empleados. El departamento de RRHH es el lugar ideal para favorecer todas estas políticas. De hecho, es frecuente que todavía se integre la comunicación dentro del servicio de Recursos Humanos.

La idea es mejorar la relación entre la empresa y el empleado. Para ello, hay que tener en cuenta las principales claves de la comunicación empresarial:

·         Mejora de relaciones: la comunicación interna debe de favorecer la relación establecida entre cualquier empleado y la empresa. El trabajador no debe encontrarse con impedimentos a la hora de establecer un canal de comunicación con la compañía.

·         Organigrama: la organización de la empresa forma parte del ADN de los trabajadores, quienes deben de estar al corriente de todo esto. Lo que logramos así es que se sientan parte de la compañía.

·         Identidad corporativa: la comunicación interna tiene muy en cuenta la identidad corporativa, que se traslada activamente a todos los empleados, con el fin de que sepan defenderla y se sientan parte de ella.

·         Motivación: una buena estrategia comunicativa humaniza tanto a la empresa como al trabajador.

·         Mejora institucional: las compañías no solo se relacionan con sus empleados, sino que también tienen relaciones con otras empresas o instituciones. Por ello, es fundamental prestar atención a la comunicación institucional, que defina al negocio en todo momento.

La comunicación interna es bidireccional, jamás debe enfocarse en una sola dirección, ya que el feedback y la capacidad de respuesta es uno de los valores más importantes, en este sentido. Poder interaccionar con el capital humano es fundamental para que la compañía crezca y sea bien valorada. Contacta con Melt Group para descubrir las mejores políticas de comunicación interna que puedes establecer en tu empresa. Nuestros expertos te ayudarán a entender cómo mejorar los Recursos Humanos de la compañía, logrando historias de éxito.