Fortalece tu comunicación en la entrevista de trabajo

¡Sí! Tu currículum vitae ha pasado el filtro y te llaman para realizar una entrevista de trabajo para esa posición a la que aspiras y que quieres conseguir. Llegado este momento, debes prepararte antes del encuentro con el entrevistador, y sobre todo, trabajar tu comunicación en la entrevista de trabajo para que sea eficaz y directa. Es algo común entre muchos candidatos, la sensación de ‘bloqueo’ durante la entrevista de trabajo, lo que puede mermar las posibilidades de conseguir el empleo. De nada servirán los años de esfuerzo durante la carrera, el perfeccionamiento de los idiomas o el Máster que cursaste si no sabes transmitirlo bien durante la entrevista de trabajo.

La preparación de la entrevista empieza por estar disponible para que la empresa realice el primer contacto contigo, antes de la entrevista de trabajo, ya sea por teléfono o por email. Si el primer contacto es telefónico, no puedes olvidar de que estás dando la primera impresión, y no es como si hablaras con un amigo por teléfono. Sé correcto y educado, y trata de no mostrarte ansioso ante el entrevistador. Intenta ser flexible a la hora de establecer el horario de la entrevista de trabajo y asegúrate de tener todos los datos: hora, dirección, documentación extra….  Y por supuesto, prepara la entrevista con antelación. Infórmate sobre la empresa: áreas de acción, filosofía, proyectos, etc. Si en la entrevista de trabajo demuestras que estar bien informado sobre la compañía puede ser una ventaja competitiva frente a otros candidatos.

Comunicación en la entrevista de trabajo: verbal y no verbal
Two business people having job interview with young man

Durante el encuentro, hay varias reglas que debes seguir si quieres que tu comunicación en la entrevista de trabajo sea la más adecuada:

Reglas de comunicación verbal

  • Escuchar sin interrumpir.
  • Emplear vocabulario correcto. Evitar las familiaridades, el vocabulario demasiado rebuscado o demasiado coloquial.
  • Tratar de mantener un tono de voz equilibrado, no demasiado bajo ni demasiado alto, y cuidar la pronunciación.
  • Evitar los monosílabos.
  • Pensar lo que se va a decir. La incoherencia en el discurso da muy mala impresión.
  • No utilizar muletillas.

Reglas de comunicación no verbal

  • Postura correcta, sin estar rígido ni echado sobre la silla, no balancearse.
  • Si se cruzan las piernas, evitar que éstas sobresalgan del borde de la mesa.
  • Si se realiza la entrevista sentado en un sofá, no hundirse en él.
  • No entrar a la entrevista con la chaqueta o abrigo sobre los hombros o en el brazo.
  • No jugar con nada en las manos (bolígrafo, llaves…) o se dará la impresión de nerviosismo.
  • No cruzar brazos y piernas, se transmitiría la impresión de estar a la defensiva.
  • Mantener el contacto visual con el entrevistador.
  • Deslizar las manos por el pelo o la nuca revela frustración.
  • Los tics, muecas, tocarse la cara, frotarse las manos, los temblores corporales y en la voz, son síntomas de falta de control emocional.
  • Juntar las yemas de los dedos refleja confianza.
  • Acariciarse la barbilla indica evaluación o crítica.
  • El mostrar las palmas de las manos al interlocutor da la sensación de sinceridad.
  • La cabeza inclinada a un lado indica atención.
  • Mirar continuamente al reloj, da la impresión de estar deseando marchar.
  • Morderse los labios significa estar incómodo.

Cuando acabes la entrevista de trabajo, despídete amablemente, estrecha la mano del entrevistador y trata de saber cuál es la fecha límite para recibir feedback sobre la posición. ¡Ya sólo te queda cruzar los dedos y desear que seas el candidato elegido!

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com